Estufas de Pellets Canalizables

¿Qué son las estufas de pellets canalizables?

Las estufas de pellets canalizables son aquellas que traen incorporadas una o dos salidas extras de liberación del calor. En consecuencia, tienen la capacidad de dejar salir todo el que se acumula dentro de la cámara de combustión. Luego pueden redistribuirlo a otro espacio.
Es de esa manera como puedes reaprovechar ese calor. Una opción es redistribuirlo a otro cuarto o habitación de tu hogar. Así estarás calentando dos sitios sin utilizar doblemente tus recursos. Además, te ahorrarás al mismo tiempo el tener que comprar otro equipo. Con uno solo te bastará.

Modelos Estufas canalizables


Información básica sobre protección de datos
Responsable: Mundo Chimenea S.L
Finalidad: solicitud de información o presupuesto
Destinatarios: No se cederan datos a terceros
Derechos: Tienes derecho de rectificación y supresión

Quiero mas información

Si quieres que un especialista te de presupuesto o te informe de todas las características de las estufas de aire rellena este sencillo formulario

 

¿Cómo funcionan las estufas de pellets canalizables?

Ya dijimos que las estufas de pellets canalizables cuentan con salidas en su estructura. No obstante, el funcionamiento es posible gracias a un conjunto de partes. De ellas pasaremos a tratar cada una, puesto que todas son necesarias:

Los pellets

Este es el punto central de las estufas de pellets, y los modelos canalizables siguen teniéndolos como eje principal. Estos elementos no son más que conglomerados diminutos compuestos por virutas y madera. Ambos elementos suelen ser obtenidos de talleres de carpintería o aserraderos.

Más allá de lo simple que eso pueda sonar, lo cierto es que los pellets tienen grandes ventajas. Por ejemplo, son completamente renovables. Esto se debe a que provienen de bosques que han sido talados de un modo sostenible. Por ende, cuentan con un extremo grado de pureza.

Esas y otras cualidades son las que los han vuelto un recurso muy competitivo en el mercado. Y es también el motivo por el cual han sido tan famosas las estufas de pellets. En el caso específico de las canalizables los mismos son más aprovechables aún, pues pueden calentar varios sitios a la vez.

Almacén interno de los pellets

Es en este almacén en donde los pellets se hallan durante todo el proceso de calentamiento. Desde aquí son trasladados a la cámara de quemado. La cantidad total dependerá de cuánto demande la temperatura que elijas al graduar el equipo.

Usualmente las estufas de pellets canalizables incorporan un almacén lo bastante grande como para cubrir toda la temperatura que pueden brindarte. Aunque por lo general el almacenamiento total resulta un tanto más extenso, para conservar un margen de seguridad al funcionar.

Intercambiador interno de calor

Esta pieza es la encargada de aprovechar la energía térmica de los gases de combustión provenientes de los pellets consumidos. Lo hace utilizándola en el aire que sale de la estufa, el cual llega caliente al exterior.

Lo anterior deja claro que sin el intercambiador interno de calor las estufas de pellets canalizables no podrían funcionar. Por esa razón es muy tomado en cuenta por los diseñadores durante la creación de los modelos.

Cabe resaltar además que mientras más grande sea el intercambiador, mayor temperatura podrá generar. Es por lo tanto tan imprescindible como los pellets en sí mismos a la hora de calentar tus habitaciones.

Canales de salida extras

Finalmente nos encontramos con los canales de salida extras. Estos ocupan el papel final, ya que trabajan en paralelo con las salidas regulares. Su función se limita a aprovechar el calor que no es expulsado en el primer proceso.

Por lo anterior podríamos considerar esta pieza como la más resaltante, dada su función diferenciadora. Igualmente es necesario señalar que hace las estufas de pellets canalizables mucho más ecoamigables que el resto.

Instalar una estufa de pellets canalizable

El proceso de instalación de una estufa de pellets canalizables requiere que antes hagas unas cuantas cosas. La primera de ellas es elegir en qué lugar de tu hogar colocarás el equipo. Debes escogerlo considerando cuánta ventilación haya allí y que no haya obstrucciones para el aire que saldrá.

La segunda es que elijas el modelo de estufa de acuerdo con el tipo de vivienda que tengas y tus necesidades. Este punto lo trabajaremos más adelante. Como requisito final deberás reunir los materiales que aparecerán durante el proceso.

Una vez que hayas completado los tres requerimientos, ya no te faltará nada para realizar la instalación. Esta puede ser más a o menos compleja según tu tiempo disponible y el material de tus paredes. En todo caso, dividimos el proceso en estos pasos:

Colocando la tubería

Primero que nada, debes acercar la estufa a la pared para determinar dónde tendrás que hacer el agujero de evacuación. Este servirá más tarde para las salidas extras. Habiendo elegido el lugar, traza un círculo de un diámetro mayor al de la tubería como tal.

Posteriormente deberás abrir un hueco en dicho círculo. Para esta tarea usa una broca pasamuros y después una de pala. Hecho esto introduce el tubo y verifica que no esté obstruido. Luego retíralo y limpia el agujero.

Seguidamente irás insertando cada tubo según la cantidad y el manual que venga con el equipo. Entonces una vez colocados toda la tubería de evacuación, utiliza placa embellecedora alrededor del tubo que sobresalga. Así podrás ocultar el agujero y el empalme por ahora.

Situando la estufa y rellenando

En este punto deberás aproximar tu estufa de pellets canalizables a la pared. Sin embargo, mantén la distancia que te recomiende el fabricante. Paralelamente retira la placa embellecedora y reemplázala con yeso o escayola.

Conectando la tubería con la estufa

En este punto deberás colocar ahora la tubería vertical y conectarla con la horizontal mediante un tubo “T”. De igual modo deberás asegurar cada conexión con abrazaderas a prueba de viento. Puedes colocarles tuercas y taladrarlas, para mayor seguridad.

En contraparte, deberás colocar del otro lado de la pared las salidas de tu estufa de pellets canalizable. En este aspecto el manual del equipo te servirá de orientación. Procura seguir todas las reglas que contenga, pues violarlas podría hacerte correr riesgos. Además, disminuiría la eficacia del producto.

Sellando el espacio extra

Ahora que ya conectaste las tuberías, es momento de sellar por última vez el espacio extra. Es decir, el que queda alrededor del tubo. Para esto utiliza mortero, puesto que es el mejor material para estas cosas.

Probando la estufa

Para finalizar conecta tu estufa de pellets canalizable a la corriente eléctrica. En seguida de eso busca una bolsa de pellets y deposita el contenido dentro de ella. Así se pondrá en funcionamiento y podrás apreciar el resultado.

Primero verifica que caliente bien en la habitación donde se halle la estufa. De inmediato dirígete al cuarto donde salgan los canales extras, y haz lo mismo. Si en este último notas que el calor es casi nulo, revisa las conexiones. Si no es así, entonces tu equipo está listo.

Comprar estufa de pellets canalizable

Ya en este punto seguramente te entusiasmaste y quieres una de estas estufas de pellets canalizables. Si eso es correcto, a continuación, te daremos unas cuantas directrices. Siguiéndolas podrás dar con el modelo adecuado para ti y para tus habitaciones:

Potencia y capacidad del equipo

Cada estufa de pellets canalizable tiene su propio depósito y potencia, y en función de ambos variará el precio. Pero este no es el factor que nos importa tratar. Más bien queremos enfocarnos en que deben ser acordes con los lugares que pretendes calentar.

Es decir, no necesitas un modelo de 30 kg de capacidad si quieres la calefacción únicamente para dos habitaciones. Ese nivel es más adecuado si quieres calentar todos los rincones de tu casa.

Por otro lado, una potencia excesiva tampoco es obligatoria si el espacio a calentar es pequeño. Bastará con que sea regular o quizás incluso simple, si las habitaciones son menores de 60 metros cuadrados. En caso contrario sí necesitarás una potente.

Disposición del espacio

Las estufas de pellets canalizables necesitan un cierto espacio alrededor de ellas para poder funcionar. Esto es algo que debes tomar en cuenta cuando pienses en comprar una. Verifica que en tus habitaciones haya espacio para ella y para los canales de salida.

Con el mismo cuidado te será conveniente revisar que las paredes y el techo estén en buen estado. Estas estufas no generan vibraciones. Aunque el calor que desprenden podría acabar afectando ciertas zonas que estén débiles. Y al final podrían derrumbarse sobre el equipo.

Material de la estufa

Las estufas de pellets canalizables varían su precio también dependiendo de qué material están hechas. El hierro es el más aclamado, ya que puede tolera las más extremas temperaturas. Como si fuera eso poco, las retiene aun después de que hayas desconectado el equipo.

Estufas de pellets canalizables
4.7 (93.33%) 3 voto[s]